miércoles, 20 de enero de 2010

Bonsais, tradición y afición

En este post os voy ha hablar de los Bonsais, una bonita tradición japonesa que yo he podido experimentar en mis manos.
Esta tradición que todo el mundo piensa que tiene origen japonés, al igual que lo dicho en el Ramen es originiaria de China, práctica a la que se dedicaban los monjes taoístas. Esta afición tendría su mayor esplendor en el periodo Sung (del X al SXIII), que es cuando la secta Zen los introduce en Japón. Los aristócratas japoneses se centraron en las especies inusuales y durante el período Edo (1615- 1876) surgió interés por los bonsáis que presentaban formas grotescas. A finales de esta etapa cambió la concepción de esta planta y, de nuevo, se convirtió en inspiración para poesías y grabados
Bonsai significa plantar en bandeja, es decir, coger cualquier vegetal y hacer que no crezca más que lo que una bandeja pueda ofrecer, depende como lo queramos de grande, más grande la bandeja será. Lo más típico es plantar un árbol y verle crecer con la forma que queramos en dicha bandeja, sirve cualquier árbol y se habituan a estar en interiores, mi bonsai por ejemplo era una carmona, pero podeis coger un pino, eucalipto, cualquier árbol sirve. Cabe decir que la gente aficionada a esta práctica suele ir al bosque y recoger árboles en crecimiento dañados por los temporales. Por ese se pueden ver en animes y películas, japoneses que van a acantilados a recoger dichos árboles.
Podemos modelar el bonsai a nuestro antojo utilizando alámbres para guiar la rama o tronco hacia donde queramos, extrayendelo cuando veamos que ya se ha torcido ya que crea daños al árbol.
El riego, se suele regar siempre y cuando veamos que no tiene agua la tierra, teniendo en cuenta que el 70% de los bonsiais mueren por estrés, producido a causa de un cambio brusco de ambiente, muy común cuando los traspasamos de tienda a casa, que es cuando más tenemos que tener cuidado o producido por un riego intermitente, es decir, si regamos los lunes, cada lunes se debe regas, no el martes o miercoles, sino lunes. En mi caso compré la carmona en Carrefour y cuando llegó a casa se le cayeron hojas por este motivo pero salio para adelante. También debemos tener en cuanta que necesitaremos pulverizar el bonsai con agua, si regamos los lunes, pulverizaremos los jueves por ejemplo, mejor al anochecer que al amanecer para que el sol no le queme.
Cada x tiempo, según la especie que dispongamos, se deberá hacer un cambio de abono, es otro momento crítico en el bonsai ya que cuando lo hagamos, deberemos privarle de la alimentación del antiguo abono y darle el nuevo, para ellos quitaremos el bonsai de tiesto y en un cubo de agua le daremos hasta 3 baños a las raices por tal que no quede abono del anteiror sustrato, una vez echo, pondremos el bonsai en su tiesto con el nuevo sustrato.
Otro momento crítico que debemos tener en cuenta y que se realiza una vez al año, es podar, recortar las ramas o despuntarlas. Con esto conseguiremos la forma deseada del bonsai.
Los aficionados a los bonsais suelen crear bosques de ellos.


Los residentes en Vigo comunmente tenemos la suerte de tener exposiciones de bonsais y bosques de bonsais en la Fundación Sales, Jardín Arboretum, Avda. de Europa, a cargo del club de bonsais de vigo.

By Naïm



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada